La voz de la ciencia
27abr/130

Star Trek se sumerge en la obscuridad

Spock en NibiruVuelven  las nuevas aventuras de la tripulación de la Enterprise, la nave espacial más famosa de la historia: Kirk, Spock, McCoy (Bones), Uhura, Sulu, Scotty, Chéjov. Espectacular película dirigida por el talentoso J.J Abrams que pone a Star Trek en el máximo nivel de las producciones cinematográficas del siglo XXI. Fecha de estreno en España: 5 de Julio de 2013

Una de las claves es que Abrams decidió rodar la película en una mezcla híbrida de IMAX® y 35mm anamórficos, y presentarla en 3D, convirtiendo a la pantalla en una muralla tridimensional con la calidad 3D de Avatar y dotada de mayor dimensionalidad cinemática. Además Industrial Light and Magic, ILM, alcanza una nueva cima en efectos visuales al servicio de una historia trepidante y oscura, en la que se pondrán a prueba una y otra vez los lazos de amistad de la tripulación de la Enterprise.  

J.J. Abrams mete a “Star Trek: En la oscuridad”, en la que los ahora jóvenes oficiales de la nave U.S.S. Enterprise ponen rumbo hacia una aventura épica, fuertemente emocional y vertiginosa, amplificando la acción, donde Kirk (Chris Pine), su tripulación y la nave Enterprise se enfrentan a vida o muerte contra una fuerza destructiva e invencible representada por un terrorista galáctico, un superhumano aumentado, quizás genéticamente, tan destructor como un ejército al completo, quien dirige su ira y venganza contra la Flota Estelar.

 John Harrison en la celda de la Enterprise

J.J. Abrams abrió una nueva era en Star Trek con Star Trek 11 en 2009. De hecho, en dicho film, creó un acontecimiento que provocó una distorsión espacio-temporal -en forma de agujero de gusano- que significó el nacimiento de un nuevo universo, un universo paralelo Star Trek, donde si bien se mantenía el espíritu de la serie original de televisión y la visión optimista del futuro de su creador, Gene Roddenberry, se cambiaba su historia y se reescribía la historia personal y planetaria alrededor de los protagonistas, más jóvenes y actualizados al cine de ciencia ficción y efectos visuales actuales.

Ojo, comentarios sobre los 15 primeros minutos de la película. Spoilers.

“Star Trek: En la oscuridad” se inicia con unos 15 minutos fantásticos en los que pasamos de escenas de acción a escenas dramáticas y momentos humorísticos con perfecta cadencia y maestría. El planeta Nibiru está a punto de estallar en pedazos por la actividad de un megavolcán y su civilización que aún no conoce la rueda está en tránsito de desaparecer si Kirk y su tripulación no lo evitan. http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=QhWHS3Q2e6U

Precisamente Kirk y los suyos se encuentran en misión de observación y no pueden interferir en el desarrollo cultural e histórico de una civilización extraterreste, es la Directiva Principal, la que no pueden violar ni el capitán, ni ningún miembro de la flota estelar. Entre sus interferencias se incluye la introducción de conocimiento superior, fuerza o tecnología a un mundo cuya sociedad es incapaz de manejar esas ventajas sabiamente. Esta directiva expresa la mayor obligación moral y su violación dará pie a que el almirante Pike (Bruce Greenwood) le recrimine a Kirk su actitud frente a las normas: “juega a ser Dios y cree que las normas no van con usted. Sólo con los otros”, y así le sitúa en el punto a partir del cual Kirk se convertirá en el mejor capitán de la Flota Estelar.

Trailer oficial

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=QhWHS3Q2e6U

En pocos minutos de acción y diálogos entre Kirk, Spock (Zachary Quinto), Bones (Karl Urban), Sulu, (John Cho) y Uhura (Zoe Saldaña) la película te captura para siempre. Los principales temas de Star Trek en la introducción: Se presenta la Enterprise de manera espectacular, como nunca se había visto antes, la misión de exploración espacial pacífica de la Flota Estelar, los personajes principales, al vulcano Spock cumpliendo con minuciosidad, científica serenidad y valentía la misión mortal encomendada, a McCoy y Kirk, en una divertida carrera, perseguidos por la primitiva tribu del planeta Nibiru, a Kirk al límite, tomando una decisión que contraviene la Directiva Principal y finalmente a Spock accionando una bomba de fusión fría en medio de la fragorosa erupción del volcán, al interior del cráter. La escena se traslada a Londres donde se presenta al inquietante y superpoderoso John Harrison que detonará el primer ataque terrorista contra la Flota Estelar.

Los primeros 15 minutos tienen toda una serie de guiños y referencias sobre los personajes y el universo Trek de la serie original de televisión, pero con matices y las variaciones que se producen en este universo paralelo. El accidente que dejará inválido al almirante Christopher Pike es ahora una consecuencia del primer atentado. Las referencias a las violaciones a la directiva principal por parte del capitán Kirk en la serie, la inspiración en el personaje del superhumano Khan, mejorado por eugenesia, a la hora de presentar esa confrontación personal, entre Kirk y Harrison.  La primera vez que se cruzan sus miradas, cuando Kirk evita, en parte, las consecuencias del segundo atentado, mostrando esa determinación e inspiración valiente de aquel que sabe que nada es imposible si lucha por un mundo mejor.

Desde los primeros momentos de la película, Spock (Zachary Quinto) enfrenta sus ideales sobre el deber, el respeto a las normas y el sacrificio desinteresado con la manera apasionada pero rebeldemente problemática en que Kirk se relaciona con el mundo. “Creo que para Spock en esta película se trata de comprender lo que significa entregarse emocionalmente y lo que es ser un amigo”, observa Quinto. “Al principio de la película Kirk, fiel a su estilo, toma algunas decisiones a la ligera que a la larga le cuestan más de un dolor de cabeza, pero la premisa básica es que Spock está dispuesto a morir con tal de obedecer las reglas, y Kirk no está dispuesto a dejar morir a su amigo por culpa de unas normas”.

 Kirk y Pike

Fin de spoilers

Los primeros minutos de la película nos presentan a unos jóvenes Kirk, Spock y McCoy que están fortaleciendo su amistad y creando ese equipo complementario que les ayudará a enfrentarse a los más grandes peligros y desafíos en el espacio profundo.

“Esta película va más lejos que Star Trek 11 en todos los sentidos: hay planetas volcánicos, frenéticas persecuciones de naves espaciales y tremendos efectos especiales, pero también hay un argumento con más matices”, dice Abrams. “Esta vez, la tripulación de la nave Enterprise tiene más cosas en juego en lo que se refiere a sus dilemas personales y morales, a medida que se van enfrentando a cuestiones de confianza, lealtad y de lo que pasa con nuestros principios cuando uno se ve sometido a la más extrema de las pruebas. El objetivo que teníamos era conservar toda la comedia, la humanidad y el optimismo, y a la vez internarnos en territorios más complejos y sombríos. Para el capitán Kirk, lo que empieza siendo una misión de venganza se convierte en una prueba de lo que realmente significa hacerse merecedor de ser capitán”.

Abrams continúa: “Para que la historia avanzara, esta película tenia que ser más ambiciosa que la anterior. La acción y la escala están a años luz de distancia. Meterle tecnología MAX® y 3D le ofrecerá al público un nivel superior de emoción y diversión. Pero al mismo tiempo, independientemente de la escala o del formato, lo que más nos seguía importando a todos era contar la historia más emocionante y emotiva hasta la fecha”.

“Cuando se rueda una película en IMAX®, no se parece a nada de lo que se ve por ahí”, dice el director. “La resolución es de locura, y uno se ve absorbido por la película. Pero aún está por ver una aventura espacial presentada así.  Christopher Nolan fue increíblemente amable y proyectó para mí la parte de “El caballero oscuro” en IMAX®. Al ver esas increíbles escenas, me di cuenta de que si teníamos la oportunidad de rodar parte de esta película en IMAX®, estaríamos locos si no lo hiciéramos”.

Algo espectacular que hace el ver la película en IMAX® es que la escala parezca aún mayor, estás completamente sumergido en la acción y la escena. Abrams y su equipo utilizaron esta tecnología para el planeta volcánico y selvático de Nibiru, lo que le da un realismo extraordinario y para las escenas de exteriores como el planeta klingon Kronos, y sobre todo al final, en esa increíble persecución por las calles de San Francisco del futuro entre Spock y John Harrison (Benedict Cumberbatch), el malo.

“Star Trek: En la oscuridad” amplifica, expande la vista de la propia nave Enterprise desde el corazón palpitante de la nave, el Puente. Esta vez han construido un plató que es continuo, así se puede ir desde el Puente por un pasillo hasta la zona de la Turbo Plaza, y dar la vuelta a la esquina y pasar a la zona médica.  Le da a la nave no sólo una sensación de escala, sino una sensación auténtica de estar todo interconectado. Lo realza todo: las interpretaciones, la iluminación, el trabajo de la cámara.

La nave Enterprise en caída libre desde la órbita terrestre

Al respecto dice el productor ejecutivo Jeffrey Chernov: “El nuevo diseño le ofrece a los espectadores la oportunidad de vivir de verdad en la nave Enterprise”. Y continúa: “Cuando vi los planos originales, pensé que iba a ser algo único en Star Trek. Hasta ahora nadie había sido capaz de correr de un extremo a otro de la nave ni de recorrer toda la nave. Y encima, para rematarlo, construimos la Turbo Plaza, que por primera vez le da una perspectiva vertical a la nave”. Bueno, en la quinta entrega fílmica “La Frontera Final” se nos ofrece una perspectiva vertical de la Enterprise, pero limitada, dentro del laberinto de los pasillos internos de la nave.

 

Gene Roddenberry dijo una vez de Star Trek: “Casi todo esto surge de mi fe en que el futuro de la humanidad es brillante. Sólo estamos empezando. Nos esperan grandes maravillas. No veo cómo podría ser de otra manera”. Ese espíritu, que continúa atrayendo a millones de espectadores hacia los viajes especiales y que creó hace más de 50 años, estaba inspirado principalmente por el constante afán de los seres humanos por realizar descubrimientos científicos. No resulta sorprendente el que, durante todos estos años, la filosofía de Star Trek haya inspirado a su vez a una legión de jóvenes científicos, exploradores y escritores.

Un poco de Física Star Trek

El gran físico teórico Stephen Hawking es un reconocido fan de Star Trek, como el famoso astrofísico Lawrence Krauss o Kip Thorne experto en Relatividad General y Gravedad cuántica y muchos otros científicos. Hawking ha dicho al respecto de la serie que “lo que hoy es ciencia ficción es posible que mañana sea ciencia real. La Física que subyace Star Trek es seguramente materia de investigación de valor. Confinar nuestra atención a materias terrenales podría limitar el espíritu humano”.

Lawrence Krauss suele decir a sus alumnos “que si algo no está prohibido en las leyes de la naturaleza lo más probable es que encontremos que siempre acaba sucediendo”. La tele-transportación, los viajes en el tiempo, los viajes a mayor velocidad que la luz, el haz tractor, la sala de hologramas sólidos, los bucles temporales, los agujeros de gusano, las singularidades desnudas, los escudos reflectores, universos paralelos como en Parallels, Star Tek The Next Generation (TNG) o Star Trek 2009…No está mal, ¿verdad?

En uno de los episodios de TNG, Hawking estaba jugando una partida de cartas con Data, Newton y Einstein e iba ganando esa mano hasta que una alerta roja le impidió recoger las ganancias. En distintos textos de sus libros Hawking se pregunta si el futuro será como en Star Trek. Y en lo que se refiere a la nave Enterprise y a la probabilidad de viajar a mayor velocidad que la luz y en el tiempo parece congratularse en dejar totalmente abiertas las puertas. Las  naves Trek digamos que viajan por atajos de las deformaciones inducidas  en el propio tejido espacio-temporal del universo, por los atajos del espacio-tiempo.

La premisa central de la teoría de la Relatividad General de Einstein  es que la curvatura del espacio-tiempo viene directamente determinada por la distribución de materia y energía contenida en él. El espacio puede curvarse sobre sí mismo, doblarse, y si una nave fuera capaz de aprovechar esos atajos o inducirlos y controlar su desplazamiento a través de ese espacio podría viajar de modo análogo a como lo hace la nave Enterprise. El espacio-tiempo de Einstein es curvo, los campos de curvatura o warp fields de Star Trek son su análogo, las trayectorias curvas temporales cerradas de la Gravedad cuántica son los bucles temporales de Star Trek, como en “Causa y Efecto” donde la Enterprise de la TNG revive una y otra vez una situación en un bucle temporal infinito.

Bajo la teoría de la Relatividad General se debe permitir que el espacio forme nudos y se pierda información en los pliegues. Cuando se pasa a través de un agujero de gusano como le sucede a la nave Narada de Nero en Star Trek 11 puede suceder cualquier cosa, y aquí tenemos las nuevas aventuras Trek en un universo paralelo. Según Hawking para lo que sería la teoría completamente cuántica de la gravitación no sólo la materia sino también el tiempo y el espacio mismos son inciertos y fluctúan y no resulta claro ni cómo plantear la cuestión de viajar en el tiempo. En la nueva Star Trek el joven ingeniero Scotty, cuando habla de la ecuación “transcurvatura”, dice que nunca se lo habría imaginado así: “es el espacio el que se mueve”.

Logo de Star Trek de plasma ionizado en en Skyline de Londres

En el último episodio de Star Trek: La Nueva Generación, “All good things”, el capitán de la Enterprise Jean Luc Picard  debe intentar evitar un fenómeno cósmico procedente del futuro y que va viajando hacia el pasado y amenaza con destruir el origen de la vida en la Tierra. Picard se verá obligado a buscar una solución frente a la catástrofe en tres momentos diferentes de su vida, uno en el pasado, otro en el presente, y otro en el futuro, entremezclándose. Q le da una clave cuando le dice: “Qué comprensión tan limitada tienen los mortales del tiempo, ¿piensas tú, Jean Luc, que debería ser lineal?

Alejandro Sacristán

@alejandrosacris

Publicado por Alejandro Sacristan

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Deja tu comentario

Aún no hay trackbacks.