La voz de la ciencia
27sep/110

Realidad Aumentada: una convergencia de lo real y lo virtual para un mundo mejor

En el Museo de las Ciencias de Valencia el eminente divulgador científico y meteorólogo Manuel Toharia recientemente explicaba emocionado que la Realidad Aumentada (RA) -o Augmented Reality(AR) en inglés- es un motor de la curiosidad, que es una tecnología que sirve para hacernos más preguntas sobre nosotros mismos, sobre la percepción, sobre la ciencia.

La Realidad Aumentada es la que permite  “aumentar” la realidad que nos rodea gracias a superponer, en tiempo real, imágenes de ordenador, animaciones 3D y datos multimedia sobre imágenes del mundo real,  por ejemplo superponer sobre la imagen vídeo de un libro de arquitectura una imagen 3D del edificio, al mirar la imagen de los planos impresos que aparecen en el libro veremos cómo se levanta con una imagen 3D del mismo edificio, siendo posible rotarlo para ver cualquiera de sus caras, la perspectiva, etc. Con la Realidad Aumentada, decía Toharia, “conseguiré con ella literalmente aumentar la realidad que percibo bajo cualquiera de mis sentidos, este sistema aumenta la forma en que yo percibo la realidad”.

La Realidad Aumentada es el conjunto de aquellas tecnologías que permiten la superposición, en tiempo real, de imágenes o información generados virtualmente, sobre imágenes del mundo real. Consiste en un conjunto de dispositivos que añaden información virtual a la información física ya existente; es decir, añadir una parte sintética virtual a lo real. La Realidad Aumentada (RA) es pues una tecnología que ayuda a enriquecer nuestra percepción de la realidad con una nueva lente gracias a la cual la información del mundo real se complementa con la del digital.

Los dispositivos más comunes para visualizar esa realidad aumentada son ya cotidianos, dispositivos móviles como los teléfonos inteligentes (smart phones), las tabletas como el iPAD o la pantalla del ordenador, por supuesto conectados a Internet. Una de las interacciones más sencillas consiste en mostrar un patrón en forma de tarjetón con un gráfico impreso que la cámara del dispositivo captura e integra con la imagen real que está capturando la misma cámara web, en tiempo real.

Es interesante hacer notar que la Realidad Aumentada no sólo es importante por lo que es ahora, ya que todavía se trata de una tecnología emergente, a pesar de que lleva en los laboratorios más de 10 años. Ha sido en los tres últimos cuando se ha empezado a aplicar en la realidad cotidiana.  La Realidad Aumentada es importante por la metáfora positiva que emerge de la misma: la tecnología amplifica al ser humano. De hecho Apple está trabajando con una App de identidad aumentada (una aplicación descargable para un futuro modelo de iPhone) que permita aumentar los datos públicos personales relativos a una persona enfocándola con el teléfono inteligente de la empresa de la manzana. A partir del reconocimiento facial el usuario que enfoque a dicha persona encontrará toda una constelación de datos asociada a ella: su nombre, sus gustos en Facebook, su email en Google, un vídeo de presentación en YouTube, etc.

Las experiencias con RA se han vuelto fáciles de usar y, sobre todo, portátiles. Los adelantos en dispositivos móviles, fundamentalmente en los smartphone, pero también diferentes tecnologías que combinan el mundo real con la información virtual, han dado lugar a que podamos disfrutar de estas aplicaciones y que la RA pueda entrar en el sector de consumo de forma generalizada con los dispositivos actuales smartphones, consolas y PCs con webcam. Es clave para la implantación de la RA la tendencia 2.0 de los usuarios 2.0 de Internet: los prosumidores: las formas en las que se crea contenido digital generado por los usuarios y que ya supera a la información digital que proporcionan las empresas, por ejemplo. Este cambio de paradigma que se ha producido en los últimos años, impregna todas las áreas y se ha convertido en la fórmula más utilizada para la generación de contenido.

En la próxima década accederemos al mundo real a través de la realidad aumentada, proceso que alcanzará al público global entre 5 a 10 años, según el informe Realidad Aumentada: una nueva lente para ver el mundo (Col. Fundación Telefónica  Ariel) presentado precisamente en el Museo de las Ciencias de Valencia. Las aplicaciones actuales de la RA van desde el marketing y ventas, hasta la medicina, educación, turismo, el entrenamiento o el ámbito militar. Se han hecho famosas determinadas aplicaciones de juegos como el videojuego español “Invizimals” que ha tenido un gran éxito para la consola PSP y ya va por su segundo título. También se han destacado en Alemania las diferentes aplicaciones RA en el ámbito automovilístico, fundamentalmente manuales de mantenimiento de RA de las principales marcas: AUDI, BMW, Mercedes.

Una de las aplicaciones actuales de la Realidad Aumentada es el entretenimiento en ferias, parques temáticos y espacios públicos en general, quizás la atracción de Realidad Aumentada más exitosa y de mayor presupuesto es atracción de Futuroscope que se llama Los Animales del Futuro: a bordo de vehículos, los visitantes exploradores se embarcan en un viaje al futuro de los ecosistemas de nuestro planeta tal y como podrían evolucionar debido al efecto de los cambios climáticos y la evolución geológica de la corteza terrestre.

Realidad Aumentada en atracción de Futuroscope © Manuel Vimenet

En una selva tropical o en los fondos marinos, los visitantes, equipados con gafas-prismáticos de realidad aumentada y de una pulsera-sensor, ven surgir virtualmente y en 3D los animales que podrían poblar nuestro planeta dentro de 5, 100 e incluso 200 millones de años, superpuestos perfectamente sobre escenografías reales de dichos ecosistemas. Ante cada secuencia de la experiencia, una cámara integrada en las gafas de los visitantes filma el decorado observado. A partir de esas imágenes, en tiempo real, un ordenador incrusta animales virtuales 3D animados.

©The Future is Wild Limited - Pictural Charts Educational Trust / Artefacto / Studio Ludo / O-Héral - Futuroscope_Création.

La fusión perfecta del mundo real y el mundo virtual, combinada con la interacción en tiempo real con el contenido de las escenas observadas, contribuye a enriquecer la percepción que tienen los visitantes de la realidad: es la realidad aumentada.

La Realidad Aumentada se puede combinar con el sistema de posicionamiento GPS (Global Positioning System) de un dispositivo, por ejemplo el teléfono móvil, que permite la localización geográfica exacta del usuario.  Por ejemplo pensemos que estamos en un yacimiento arqueológico. Cuando el visitante se situase en una localización concreta, frente a una parte de un yacimiento o de un monumento histórico podría sumergirse en una experiencia virtual en un entorno tal y como era en su momento original, hace cientos de años. O más fácil, ya hay apps de museos para diferentes ciudades que una vez instaladas en el smart phone nos dicen en qué dirección está tal o cual museo en las ciudades de Nueva York o Londres. O el cajero automático más cercano, aplicación innovadora que realizó Caja Mediterráneo.

La RA es una tecnología relativamente joven pero empieza a vivir una cierta edad de oro debido al desarrollo de los smartphone. A pesar de ello se debe considerar el inicio de un desarrollo que irá avanzando al ritmo de maduración de las tecnologías de la información. Esta evolución vendrá marcada según su usabilidad y funcionalidad, lo que supondrá nuevos servicios, mucho más cómodos de utilizar por parte de los usuarios y con muchas más capacidades.

Actualmente ya se han implementado aplicaciones en el campo de RA "prêt-à-porter", esto quiere decir que los usuarios son capturados en tiempo real por sistemas ópticos muy precisos que les permiten probarse la ropa virtual o las gafas sin necesidad de uso de patrones marcadores o bidis, a lo Minority Report. En España una gran cadena de ópticas está innovando con esto.

El último paso de estos sistemas sería la creación de lentes que se puedan situar directamente sobre el ojo humano y sobre las cuales se muestre la información virtual, aunque esto todavía se considera un objetivo a largo plazo pero ni mucho menos imposible.

Alejandro Sacristán

@alejandrosacris

Publicado por Alejandro Sacristan

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Deja tu comentario

(required)

Aún no hay trackbacks.